En este momento estás viendo ▷ Descarga: (PDF) LAS 50 SOMBRAS DE GREY

▷ Descarga: (PDF) LAS 50 SOMBRAS DE GREY

Descarga: (PDF) LAS 50 SOMBRAS DE GREY

La novela 50 Sombras de Grey, escrita por la autora británica E. L. James, nos cuenta la historia de  Anastasia Steel y Christian Grey, personas jóvenes y atractivas, él millonario y ella estudiante. En pocas palabras parece ser una readaptación de la cenicienta, solo que más moderna, más sexual y erótica. Este año se estrenó la primera película de la trilogía. Al igual que el libro, fue un gran éxito comercial. Al nivel mundial se estima que generó ganancias por alrededor de 500 millones de dólares americanos. Este interés público es la razón, por la que quiero dedicar un artículo a la película, con la pregunta: ¿50 Sombras de Grey favorece a la violencia hacia las mujeres (VcM)?

 Argumento

El libro narra la historia de Anastasia Steele, una estudiante de 21 años, que conoce por casualidad a Christian Grey, un empresario exitoso, millonario, que le lleva solo unos años. Él la busca después en el lugar donde ella trabaja, realiza unas compras y empiezan a verse algunas veces. Rápidamente ella descubre que él tiene otras ideas sobre una relación, donde una parte central la constituyen las prácticas del Bondage, Disciplina, Sadismo, Masoquismo (BDSM), pero también que Grey insiste en que ella firme un contrato que regula no solo las prácticas y límites de su relación sexual, sino también la mayor parte de su vida. Mientras ella duda en firmar, se sigue desarrollando su relación entre la curiosidad de Anastasia por el mundo de Grey, los intentos de dominación por parte de Grey y la atracción física que sin duda también sienten.

Grey quiere decidir que alimentos consume, como cuida de su salud y el horario de visitas con él, a su familia y amistades. La búsqueda de Grey de una sumisión absoluta es claramente una forma de violencia sexual y psicológica. Personalmente, me preocupa además la presentación romántica que hace la película de la violencia contra la mujer. Entiendo, que hay muchos motivos para ver esta película: puede ser la sed por ver historias eróticas o la curiosidad de conocer al BDSM desde un espacio seguro y libre de dolor. Al mismo tiempo espero honestamente, que su gran éxito no ayude a que hombres busquen imitar a Grey como un modelo de comportamiento o a que mujeres acepten el control por parte de su pareja como símbolo de su amor. Solo es un pequeño consuelo, que la protagonista sea una mujer consciente de sí misma, que no se victimiza ni cede a chantajes por ventajas materiales y más bien empiece a negociar la relación con Grey, en lugar de someterse completamente.[ii]

En Estrategia Creativa tenemos toda la información que necesitas sobre el mundo de digital y en especial para tus emprendimiento Si quieres seguir leyendo información útil  ¡echa un vistazo a nuestros artículos!

Nuestra puntuación

Deja una respuesta