En este momento estás viendo ▷ Descargar: El Arte de la Seducción Robert Greene PDF

▷ Descargar: El Arte de la Seducción Robert Greene PDF

▷ Descargar: El Arte de la Seducción Robert Greene PDF

Resumen corto: El arte de la seducción es un libro que nos explica cómo entender el juego de seducir a otros a través de entender mejor sus necesidades. En el libro nos presenta los 9 tipos de personalidades seductoras y los 18 tipos de personalidades que se dejan seducir además de presentar un proceso de 24 pasos para conseguir seducir a cualquier persona. Si quieres entender a los demás mejor y saber cómo conseguir tu objetivo este es un gran libro. Por el gran Robert Greene

¿Quien es Robert Greene?

Robert Greene es uno de los autores mas populares en temas de comportamiento humano y «verdades incomodas».

En sus libros ha hablado de Las 48 leyes del poder, como conseguir la maestria «Maestria» las leyes que rigen el miedo en La Cincuentava Ley con Fifty Cent, como conseguir maestría e incluso sobre las leyes que controlan los seres humanos en general.

3 de las ideas principales del libro

  • La caracteristica mas importante en todos los tipos de seductor es que dominan la sorpresa
  • Podemos diferenciar 9 tipos de seductores segun las tecnicas que usen
  • Hay 9 tipos de comportamiento antiseductor que debemos intentar evitar

La mejor forma de ser seductor es ser impredecible

Nos encanta buscar patrones en todo lo que nos rodea, queremos analizarlo y entenderlo para poder ponerlo en cajas y sentirnos más seguros.

Pero la realidad es que estas cajas son arbitrarias y fallan y cuando vemos que no podemos meter a alguien en una de estas cajas nos genera curiosidad, queremos entenderlo y eso nos atrae.

Ser impredecible hace que no lo podamos entender y que no lo podamos entender hace que sea atractivo, porque no es aburrido.

Demuestra quien eres, cuales son tus peculiaridades, que es lo que te diferencia y eso te hará impredecible.

Por eso uno de los consejos que más se dan es que seamos nosotros mismos, porque todos somos diferentes, y si somos diferentes eso significa que si mostramos quien somos nos hacemos impredecibles. Si aceptamos el miedo y lo superamos nos hacemos más atractivos, nos permite desarrollar confianza.

Así que empieza por ver quien eres realmente, por entenderte, y a medida que lo hagas irás viendo que tienes ciertas fortalezas que te permitiran saber como enfocar mejor tus esfuerzos.

Los 9 tipos de personalidades seductoras

La seducción exitosa comienza con quién somos y el tipo de energía seductora que mejor se adapta a nuestras características. Requiere recrearnos, o refinarnos de acuerdo a las peculiaridades de aquel tipo de seductor que mejor se adapta a nosotros. Según Robert Greene, todos los grandes seductores de la historia han caído en alguna de estas 9 categorías:

Sirena

Son las personas que ejemplifican todos los ideales que tenemos. Son la fantasía personificada. Las sirenas tienen una gran cantidad de energía sexual y saben cómo usarla. Atraen a sus objetivos, como las sirenas de Ulises, a través de su imagen y burlas. Elaborar la pose seductora perfecta para su objetivo.

El libertino

Son transgresores, confiados que saben cómo evocar las emociones que intentamos olvidar en nuestro dia a dia. Nos sacan de la rutina. Están dispuestos a dejarlo todo por la pasión del momento y dedicarse en cuerpo y alma al proceso. Los libertinos adoran insaciablemente al sexo opuesto y su deseo es contagioso. A diferencia del hombre normal y cauteloso, el libertino es deliciosamente desenfrenado, un esclavo de su amor por las mujeres. 

Existe el atractivo añadido de su reputación: tantas mujeres han sucumbido a él, tiene que haber una razón. Lo que importa es la forma, no el contenido. Cuanto menos se centren nuestros objetivos en lo que decimos y más en cómo los hace sentir, mayor será el efecto que tengamos sobre ellos. El autor nos recomienda darle a nuestras palabras un toque etéreo, espiritual y literario para insinuar mejor el deseo en nuestras víctimas.

Para jugar el papel de libertino, el requisito más obvio es la capacidad de dejarse llevar, de llevar a nuestro objetivo hacia el tipo de momento puramente sensual en el que el pasado y el futuro pierden significado. Debemos ser capaces de dejarnos llevar por el momento.

Si no encontramos obstáculos, debemos crearlos. La seducción requiere obstáculos. El truco está en entender cómo tus acciones afectan a tus objetivos, déjate llevar y demuestra que lo son todo para ti.

El amante ideal

Se encargan de dar vida una vez más a todos nuestros sueños. Representan en persona todas las fantasías que hemos tenido y nos dan la oportunidad de soñar una vez más.

Los amantes ideales tienen una sensibilidad estética que aplican al romance. Casanova fue quizás el seductor más exitoso de la historia; pocas mujeres pudieron resistirlo. Su método era simple: al conocer a una mujer, la estudiaría, seguiría sus estados de ánimo, averiguar qué le faltaba a su vida y se lo proporcionaría. A través de su investigación, se convirtió en el amante ideal, adaptándose a las fantasías de cada una de sus parejas.

Para encarnar este papel, necesitamos crear un ideal y actuar de acuerdo al mismo. Debemos demostrar que los problemas y barreras a los que se enfrentan el resto de mortales, no se aplican a nosotros. Cuando alguien busca al amante ideal, lo que busca es un sueño, y escapar de la realidad.

Talleyrand simplemente le enseñó un espejo a Napoleón y le permitió vislumbrar esa posibilidad, y lo hizo sin que Napoleón se diera cuenta de que la razón detrás de la caída de su imperio fue el trato que hizo Talleyrand con el zar Alexander de Rusia. La gente siempre es vulnerable a insinuaciones, que acarician su vanidad. Es el punto débil de casi todos. 

Nuestra meta es hacer sentir a la otra persona especial, sacales de su rutina y dejarles saborear sus fantasías cuando están con nosotros, convirtiéndonos en su ”droga”.

El Dandy

Son personas que salen de los estereotipos sociales, rompen con las normas y dan rienda suelta a su personalidad. Se caracterizan por dar gran importancia a su imagen y la usan como forma para demostrar su individualidad.

A los dandies les gusta jugar con su imagen, creando un encanto llamativo y andrógino. La mayoría de nosotros nos sentimos atrapados en los papeles limitados que el mundo espera que desempeñemos. Nos atraen  aquellos que son más fluidos, más ambiguos que nosotros, aquellos que crean su propia personalidad. Los dandies nos emocionan porque no se pueden clasificar y dan una pista de la libertad que queremos para nosotros.

Los dandies seducen tanto social como sexualmente; se forman grupos a su alrededor, su estilo es imitado salvajemente, toda una corte o multitud se enamorará de ellos. Al adaptar el personaje de Dandy para sus propios fines, debemos recordar que el Dandy es por naturaleza una flor rara y hermosa. 

Debemos ser diferentes en formas que sean a la vez llamativas y estéticas, nunca vulgares; burlarse de las tendencias y estilos actuales, ir en una dirección novedosa y estar absolutamente desinteresado en lo que los demás están haciendo. La mayoría de la gente se siente insegura, y poco a poco llegarán a admirarnos e imitarnos, porque buscan conseguir algo de la confianza que demostramos. Los dandys crean tendencias, la gente les quiere seguir e imitar, y cuanto mayor sea este efecto mayor será el poder de su seducción.

Como Dandy tu imagen y tus acciones son tu arma, demuestra indiferencia por las tendencias del momento y confianza en tus gustos y atraerás a las masas. El arma principal de todo Dandy es su confianza en su estilo.

El natural

De pequeños tenemos energía, emoción y sueños. Nos dan algo especial, estamos llenos de posibilidades, pero a medida que nos vamos haciendo mayores lo vamos perdiendo.

Dejamos de ser quienes una vez fuimos y nos acomodamos a la normas y expectativas de los demás. Los llamados naturales son aquellas personas que mantienen esta energía »infantil», son espontáneos, inocentes, y nos hacen sentir vivos una vez más

La coqueta

Son maestros del control de la atención, saben cómo conseguir toda nuestra atención y como jugar con ella.

Las coquetas son autosuficientes, con un fascinante frescor en su esencia. Las coquetas parecen totalmente autosuficientes, no necesitan a nadie, y su narcisismo resulta endiabladamente atractivo.

Por defecto valoramos más algo cuando nos cuesta conseguirlo. Una conquista fácil tiene un valor menor que una difícil; sólo estamos  emocionados por lo que se nos niega, por lo que no podemos poseer en su totalidad. Nuestro mayor poder de seducción es nuestra habilidad para alejarnos, para hacer que otros vengan detrás de nosotros, retrasando su satisfacción. Para entender el poder peculiar de la coqueta, primero debemos entender una propiedad fundamental del amor y el deseo: cuanto más obviamente persigamos a alguien, más probabilidades tendremos de que se aleje.

La autoestima es fundamental en la seducción, estamos intentado ver constantemente quién es la persona más “débil de la relación”, la persona que tiene más dependencia. La baja autoestima repele, la confianza y la autosuficiencia atraen. Cuanto menos parezcamos necesitar a otras personas, más probable será que los demás se sientan atraídos.Practican el principio del castigo y la recompensa a la perfección donde la recompensa es su atención.

Cuanto más difícil seas más poder tendrás sobre tu ”presa”, usa tu interés e indiferencia para atraparles en tu telaraña, haz que te persigan hasta que no puedan dejar tu red.

El encantador

Son personas que nos hacen sentir especiales. Los encantadores o charmers son animales sociales que saben lo que queremos y nos lo dan.

Los encantadores no discuten ni pelean, no se quejan ni molestan; ¿qué podría ser más seductor? Primero, no hablan mucho de sí mismos, lo que aumenta su misterio y disfraza sus limitaciones. En segundo lugar, parecen estar interesados ​​en nosotros, y su interés está tan maravillosamente concentrado que nos relajamos y nos abrimos a ellos. Finalmente, los encantadores son agradables. No tienen ninguna de las horribles cualidades de la mayoría de las personas: narcisismo, quejas, autoafirmación. Nos escuchan, nos tratan bien, cuando estamos con ellos saben exactamente qué es lo que queremos escuchar y no dudan en decírnoslo, nos hacen sentir seguros.

Cuando estás con ellos tu eres el centro del mundo y ese es un sentimiento que se convierte en adictivo.

El carismático

Todas sus palabras y gestos irradian confianza.

Tienen energía y un propósito y eso les hace irresistibles. Aparentan que saben lo que hacen, que saben hacia dónde van nos guían y eso nos da un sentimiento de seguridad.

Los carismáticos tienen una confianza inusual en sí mismos. Podemos crear la ilusión de carisma irradiando intensidad sin dejar de ser indiferente. Las características detrás del carisma son las siguientes:

  • Propósito o misión. Si la gente cree que tenemos un plan, que sabemos a dónde vamos, nos seguirán instintivamente. La dirección no importa: el autor nos recomienda elegir una causa, un ideal, una visión y demostrar que no lo cumpliremos. Para crear la ilusión de confianza usa el propósito, si la gente cree que tienes un plan, que sabes donde quieres llegar, te seguirán. Todos nos sentimos perdidos y buscamos un guía, alguien que le dé sentido a nuestras vidas, y el carismático es exactamente esa persona. Elige un objetivo que cumplir, algo que conseguir y crea una visión para ello.
  • Misterio. El misterio reside en el corazón del carisma, pero es un tipo particular de misterio,no el típico, sino un misterio expresado por la contradicción, por tener rasgos conflictivos. La mayoría de nosotros debemos comprometernos  para sobrevivir; los santos no. Deben vivir sus ideales sin preocuparse por las consecuencias. El efecto del “santo” confiere carisma, y energía, nos convierte en una fuerza divina. Un carismático se basa en el poder de las palabras. 
  • Teatralidad. Un carismático es más grande que la vida, tiene una presencia extra. Estar con este tipo de personas nos hace sentir como si estuviesemos en un película, no podemos apartar los ojos.
  • Elocuencia. El poder de las palabras te permitirá aparentar confianza y generar misterio. Usa las palabras como herramienta para mantener tu aura.
  • Desinhibición. La mayoría de las personas están reprimidas y tienen poco acceso a su inconsciente, un problema que crea oportunidades para el Carismático, que puede convertirse en una especie de pantalla en la que otros proyectan sus fantasías y anhelos secretos. 
  • Principios. Necesitamos creer en algo, y creer en ello con la suficiente fuerza para animar todos nuestros gestos y hacer que nuestros ojos se iluminen. 
  • Vulnerabilidad. Los carismáticos muestran una necesidad de amor y afecto. Mostrar tus debilidades de forma controlada te permite resaltar el efecto de tu confianza y misterio. Usa el contraste para resaltar tus fortalezas.
  • Aventura. Los carismáticos son poco convencionales 
  • Magnetismo. Si algún atributo físico es crucial en la seducción, son los ojos. Revelan emoción, tensión, desapego, sin que se pronuncie una palabra. La gente no quiere escuchar que nuestro poder proviene de años de esfuerzo o disciplina. Prefieren pensar que proviene de nuestra personalidad, nuestro carácter, algo con lo que nacimos.

La estrella

Todos queremos ser especiales, de pequeños somos el centro de atención todo gira a nuestro alrededor, pero a medida que crecemos nos damos cuenta de lo insignificantes que somos. Pero las estrellas mantienen ese sentimiento de ser el centro del mundo, son la personificación de muchos de nuestros deseos.

La gente es susceptible a los mitos, así que el objetivo es convertirnos en el héroe típico, aquello a lo que aspiran. A través de conseguir ciertos logros, y mantener la distancia, podemos crear un aire divino que les permitirá proyectar sus fantasias sobre nosotros. Pero siempre desde la distancia, solo pueden mirar y soñar.

Primero, debemos tener una presencia tan grande que pueda llenar la mente de nuestro objetivo de la misma forma que un primer plano llena la pantalla. En segundo lugar, debemos evitar que puedan leer nuestras emociones, debemos evitar reaccionar a lo que hagan o digan, que crean que no pueden tener efecto. 

Según Robert todos nosotros somos varios de estos tipos aunque tenemos uno principal, todos los grandes seductores de la historia fueron capaces de dominar más de un tipo. Así que empieza por entender cuales son tus tendencias y que es lo que te sale de forma natural y usalo como núcleo para desarrollar tus habilidades

Ahora que sabemos cuales son los tipos de seductores, veamos que no deberías hacer para poder seducir

Robert nos habla de 18 caracteristicas de personas que no son seductoras, pero veremos unas cuantas menos aqui para que podais disfrutarlas al leer el libro

Los rudos: Son demasiado directo y se saltan el juego de la seducción. Carecen de paciencia y ello hace que pierdan oportunidades.

Los suffocators: Hoy en dia les conocemos como clingy, son aquellas personas que atosigan con atención exagerada. Buscan afecto al demostrarlo, pero eso solo acaba ahuyentando a las personas

Moralizers: Tienes normas con las que intentan controlar lo que les rodea, y cuando algo se sale de estas intentan meterlo a la fuerza

Tightwads: Se olvidan de que el primer paso es dar. Se dedican a intentar extraer cosas de los demás sin saber que a la larga solo están empeorando su propia situación

Bumblers: Son inseguros, y necesitan que todo esté a su nivel

Windbags: No les importa lo que digamos. Son narcisistas a los que solo les importa lo que pasa en sus vidas. Se caracterizan por hablar únicamente de aquello que les interesa

Reactors: Se quejan, y se dedican a ello constantemente y eso hace que al final baje nuestra energía

Vulgarians: Ignoran las normas del juego, no intentan entender las necesidades de la persona que intentan seducir.

Greedy Pigs: Esperan demasiado de los demás y eso acaba cansando

En Estrategia Creativa tenemos toda la información que necesitas sobre el mundo de digital y en especial para tus emprendimiento Si quieres seguir leyendo información útil  ¡echa un vistazo a nuestros artículos!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta